viernes, octubre 18, 2019
Realidad Fitness

Memoria muscular: Qué es, cuanto dura, cómo funciona y aprovecharla?

Memoria Muscular que es
Si te gustó, compártelo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Estoy seguro que el término “memoria muscular” no es un término nuevo para ti.

Se que has escuchado que muchas personas vuelven a ganar masa muscular rápidamente.

Tal vez inclusive te ha sucedido a ti.

Por algún motivo has tenido que dejar de entrenar.

Obviamente, vas a perder los resultados obtenidos de tus entrenamientos.

Vas a perder masa muscular.

Estos resultados no pueden durar para siempre.

(Aunque, ahora que lo pienso, tal vez sí)

Sin embargo, cuando retomaste el entrenamiento te habrás dado cuenta que lo que se perdió, volvió rápido.

Esto es lo que sucede con la masa muscular:

Cuando esta se pierde, vuelve mucho más rápido y más fácil.

A través de los años simplemente han llamado a este fenómeno “memoria muscular”.

La mayoría no sabe realmente por qué sucede esto

(Entonces, veamos por qué sucede esto.)

Qué es lo que hace que los músculos tengan “memoria”.

Tiene que ver con el sistema nervioso?

Cómo funciona la “memoria muscular”?

Cuánto dura esta “memoria muscular”?

Entre otros aspectos.

Por cierto, si quieres aprender más sobre entrenamiento basado en evidencia, asegúrate de recibir gratis este curso:

Mini Curso de Máximos ResultadosClick aquí para recibir gratis un curso basado en evidencia en donde aprenderás cómo acelerar tus resultados al máximo. (solo para personas serias)

Qué es la memoria muscular?.

La memoria en sí es un proceso en donde la información es codificada, almacenada y recuperada.(1)

En el caso de los vertebrados, la idea sobre la memoria es que ocurre al nivel del cerebro.

Pero esto no es el caso de la memoria muscular.

La cual ocurre a nivel de las células musculares.

Esta “memoria muscular” es el hecho de que el crecimiento muscular, la hipertrofia, es “recordada”.

Cuando una fibra y grupo muscular han perdido masa, esta puede ser re-ganada mucho más rápido que otras fibras que nunca han sido hipertrofiadas.

Hay un nuevo modelo que ha surgido basado en la evidencia científica más reciente para explicar este fenómeno, con métodos bastantes confiables para identificar los mionúcleos.

Lo mionúcleos son los núcleos de las células musculares.

De acuerdo a este modelo, las fibras que no han sido entrenadas y todavía no han sido sometidas a sobrecarga progresiva reclutan mionúcleos a partir de otras células cercanas conocidas como “células satélite” antes del crecimiento muscular.

Puedes verlo como que otras células le donan mionúcleos, para que puedan seguir creciendo.

El punto clave, sin embargo, es que cuando estas son sometidas a una perdida de masa muscular (atrofia), el número incrementado de los mionúcleos es retenido.

El mionúcleo parece ser inmune a la degradación a diferencia de los otros componentes de la fibra muscular cuando esta pierde tamaño y se atrofia.

Las fibras que han adquirido un mayor número de mionúcleos crecen más rápido cuando son sometidos a sobrecarga progresiva nuevamente.

De esta manera estos mionúcleos representan la base fundamental de la “memoria muscular” al entrenamiento.

Esta “memoria muscular” puede durar mucho tiempo en humanos, ya que se ha visto que los mionúcleos son estables por lo menos 15 años y se ha visto inclusive pueden ser permanentes en roedores.

También, los mionúcleos son reclutados al utilizar anabólicos esteroides y a través del mismo mecanismo de la “memoria muscular”.

La “memoria muscular” es el hecho de recuperar la masa muscular perdida que ha sido hipertrofiada previamente, de manera más rápida.

Cómo funciona la memoria muscular?

El término “memoria” muscular denota que existe un tipo de “memoria” en los músculos, es decir fuera del cerebro.

En otras áreas de estudios también se ha manejado el término de “memoria del cuerpo”.

Por ejemplo, en estudios relacionados con el abuso infantil se cree que los “cuerpos” recuerdan el abuso físico otorgado a estos. (2)

Sin embargo, esta idea de que el “cuerpo tiene memoria” más allá del sistema nervioso ha sido desacreditada.

Y este tipo de “memoria” ha sido considerada como un concepto seudocientífico. (3).

El concepto de “memoria” y la terminología empleada a través del tiempo no es muy coherente.

Si una persona aprende a tocar el piano, deja de tocar por un tiempo y vuelve a tocar pasado un año, va a ser mucho mejor que la primera vez que aprendió desde cero.

Una persona catalogaría esto como “memoria”.

Lo mismo en el caso de manejar una bicicleta.

Sin embargo, esta “memoria” no es más que el “aprendizaje motor” que ocurre a nivel del cerebro.

Tus manos y tus dedos al ejercer los patrones de movimientos requeridos para tocar el piano no tienen “memoria muscular”.

Y los músculos de tus piernas, ejerciendo el movimiento y utilizando fuerza para mover los pedales de la bicicleta tampoco tienen “memoria muscular”.

Esto se ha vuelto muy evidente en estudios recientes.

Y, de nuevo, esta “memoria” no es solo más que el aprendizaje motor. (4)

El término “memoria muscular” también ha sido empleado para describir la habilidad de re-ganar masa muscular y fuerza.

Sin embargo, en épocas antiguas el hecho de re-ganar esta masa muscular y fuerza perdida rápidamente fue atribuido a este aprendizaje motor.(5)

Al hecho de que ya habías aprendido a realizar el patrón de movimiento.

Verás, la idea previa era que había un componente neurológico que conllevaba a esta memoria muscular.

En épocas recientes, sin embargo, la “memoria muscular” ha tomado un giro totalmente distinto.

Si bien hay un componente de aprendizaje motor en cuanto al entrenamiento con cargas, ya que las personas pueden generar mayor fuerza más rápidamente cuando retoman una actividad realizada previamente.

Y esto puede conllevar a un incremento de masa muscular más rápido.

Para que se incremente la fuerza, la construcción de masa muscular es crucial.

Y el simple hecho de un mecanismo neuronal, como el aprendizaje motor, no es suficiente para explicar la rápida ganancia de masa muscular evidenciada por la “memoria muscular”.

En estudios recientes se sugiere que hay un tipo de “memoria celular” pero dentro de las celulas musculares, que explicaría el fenómeno de recuperar rápidamente la masa muscular perdida.

Y esta “memoria” está relacionada al número de mionúcleos de las células musculares. (6)(7)(8).

Esta es la “teoría del dominio nuclear“, que implica que el mionúcleo da cabida a un constante volumen de “espacio”(citoplasmático) dentro de las células.(9)

En el músculo se cree que cada mionúcleo provee un “dominio“.

Estos “dominios” son como un espacio predispuesto a que ocurra un crecimiento de la célula muscular.

Son como la maquinaria previa, la base que soportará a un tamaño muscular mayor.

Sin una proliferación de mionúcleos y de “dominios”, el tamaño muscular no incrementaría.

– Mientras más mionúcleos se hayan creado, más dominios existen.

– Mientras más dominios existen más cabida al crecimiento muscular (hipertrofia) habrá.

El modelo tradicional, previo a las recientes investigaciones implicaba que durante el crecimiento muscular (hipertrofia).

Este incremento de mionúcleos debería de contribuir a un incremento de la síntesis proteíca.

Por que la síntesis proteica ocurre en estos mionúcleos.

Sin embargo, en ese modelo tradicional, el gran punto de diferencia es que la atrofia muscular conllevaba a que los mionúcleos sean eliminados.

En base a este modelo una fibra muscular que atraviesa por hipertrofia, y después retoma su tamaño inicial, va a aparecer idéntica a una fibra que nunca ha hipertrofiado.

Termina donde comenzó, como una fibra pequeña con pocos mionucleos.

De acuerdo a este modelo, no hay ningún tipo de “memoria”.

Sin embargo, este modelo se ha vuelto controversial.

Ya que se ha visto que los mionúcleos, al final de cuentas, se mantienen constantes a pesar de que se pierda masa muscular.

Los mionúcleos son reclutados antes de la hipertrofia en varias condiciones.(6)(10)(11)(12)

Pero aún no se sabe con certeza si es que es completamente necesario que ocurra este reclutamiento para que ocurra hipertrofia de las fibras musculares.

Ya que han habido estudios que sugieren que puede haber hipertrofia sin un reclutamiento y mayor número de mio-núcleos. (13)

Los mionúcleos, los núcleos de las células musculares, son la base estructural de la “memoria muscular”, estos se obtienen a través de la hipertrofia y dan cabida a más crecimiento muscular. 

El estudio “definitivo” de la memoria muscular.

Lo que sí se sabe con más certeza, es el hecho de que estos mionúcleos no son perdidos durante el “des-entreno” o otras condiciones en donde ocurra atrofia muscular.

Este el es mecanismo clave de la memoria muscular.

Y permite crecimiento muscular, hipertrofia, sin la necesidad del reclutamiento de mionúcleos al volver al entrenamiento.

No necesariamente por que más mionúcleos son indispensables para que las células musculares consigan un mayor tamaño.

Si no por que los mionúcleos ya están ahí.

Los mionúcleos no se pierden cuando se pierde el tamaño muscular.

En un estudio muy revelador, utilizando una técnica donde la misma fibra muscular podía ser estudiada por un periodo largo de tiempo se vio que el número de mionúcleos se mantenía constante.(14)

Esto se vio después de 28 días seguidos de des-inervación nerviosa (denervation) en ratas , donde se impide el paso neuronal hacia una parte del cuerpo, lo cual conlleva a una rápida atrofia muscular.

En este caso, después de esos 28 días se perdió un volumen de masa muscular de 50% .

Esto se ha visto en ambas, fibras “rápidas” y fibras “lentas”.

Memoria muscular

En este estudio se evidenció la “memoria muscular”, después de la atrofia muscular se mantuvo el mismo número de mionúcleos. (modificado de Bruusgaard, J. C., & Gundersen, K. (2008).

En esta imagen puedes ver que después de los 21 días de “des-inervación” y la consecuente atrofia muscular, el número de mionúcleos no desapareció y seguía incrementado.

Esto lo puedes observar por que el tamaño del diámetro (linea roja) es menor en la imagen de abajo, sin embargo el número de los mionúcleos se mantienen igual: 21 mionúcleos.

De este manera, a través de observación directa de especímenes vivos (in vivo), no se evidencia una pérdida de mio-núcleos durante la atrofia.

Por ahora, no hay ningún razón para creer que estos mionúcleos son perdidos a través de la atrofia muscular.

Esto tiene grandes implicancias en cuanto al entrenamiento.

Ya que al tener un mayor número de mionúcleos una persona va a tener una mayor capacidad de hipertrofia.

Es por eso que se especuló por un tiempo si se podía “abusar” este sistema de memoria muscular.

Estos mionúcleos ganados durante la hipertrofia previa, se mantienen constantes aún si se pierde masa muscular.

La nueva memoria muscular.

Los mionúcleos son reclutados durante la sobrecarga progresiva y la consecuente hipertrofia

Y no son perdidos durante la atrofia.

Esto significa que una fibra muscular que ha sido previamente hipertrofiada, va a tener más mionúcleos que una fibra que nunca ha sido hipertrofiada.

Un fibra que jamás ha hipertrofiado no tendría “memoria muscular”

Cuando una persona “des-entrena” o ocurre atrofia muscular, el volumen de la fibra muscular se disminuye.

Pero esto se traduce a una fibra pequeña con muchos mionúcleos.

Estas fibras, con una alta densidad de mionúcleos pueden hipertrofiar sin la necesidad de reclutar nuevos mionúcleos y esta ganancia de masa muscular o recuperación es más rápida que la primera vez. (6)

 

Como se recupera la masa muscular?

El nuevo ciclo de la memoria muscular, (adaptado de Bruusgaard & Gundersen, K. et al, 2010).

En esta imagen podemos ver que:

  • Cuando una persona ha entrenado previamente, la fibra muscular entrenada permanece con un número elevado de mionúcleos.
  • En cambio, la fibra que nunca ha entrenado tiene una baja cantidad de mionúcleos, ya que nunca ha hipertrofiado previamente.

Es decir, si la fibra que previamente ha hipertrofiado, y es atrofiada al mismo tamaño que una fibra que nunca ha entrenado.

Tendrá más mionúcleos que fueron adquiridos previamente cuando se requirió hipertrofiar.

En este caso, si ambas inician con el mismo tamaño, la fibra con más mionúcleos tendrá un crecimiento más acelerado.

Esto es lo que constituye la memoria muscular.

El hecho de poder recuperar la masa muscular perdida más rápido, si es que esta ha sido hipertrofiada en el pasado.

El hecho de que, por haber hipertrofiado previamente, ha obtenido más mionúcleos.

Cuando pierde masa muscular y se atrofia, aún se mantienen estos mionúcleos, y ganar masa muscular se vuelve un proceso más fácil y rápido.

Tener un número elevado de mionúcleos predispone a una fibra muscular a un mayor y más rápido crecimiento.

Y también se salta el proceso de adquirir nuevos mionúcleos.

El hecho de tener un número incrementado de mionúcleos en las fibras musculares, a pesar de ser atrofiadas, predisponen a un crecimiento muscular más rápido y más fácil. Esto es la “memoria muscular”.

Se puede “abusar” la memoria muscular?

Si bien hasta ahora se sabe que los mionúcleos son reclutados durante la hipertrofia y no son perdidos durante la atrofia.

Uno podría pensar que puedes forzosamente incrementar el número de mionúcleos de manera indefinida.

Haciendo varios ciclos de hipertrofia y atrofia, continuamente. (Cómo una “rutina de memoria muscular”)

Lo cual conllevaría a un gran número de mionúcleos y el potencial de crecimiento muscular sería inmenso.

Como intentar “bombear” mionúcleos.

Esto parecería no ser posible, sin embargo.

Ya que se ha visto de que cuando ocurría esto; sí, había un crecimiento incrementado.

Pero no era acompañado de un incremento nuevo de mionúcleos.

Esto sugiere que la hipertrofia puede ocurrir sin adición nueva de mionúcleos , con tal de que el número de mionúcleos ya sea alto.

Esta relación de mionúcleos e hipertrofia muscular han dado cabida a la hipótesis “del techo”(ceiling hypothesis) (15)

La cual consiste en que hay un limite de hipertrofia que una fibra muscular puede obtener, sin la necesidad de adicionar más mionúcleos.

Sin embargo, esto tiene un limite un “techo”, donde más hipertrofia necesitará de adición de mionúcleos nuevos.

Una vez adicionado estos mionúcleos nuevos, la hipertrofia puede seguir, hasta encontrar otro limite o techo.

Y de nuevo, es necesario adicionar más mionúcleos si se quiere llegar a un nivel de hipertrofia nuevo.

También por esto, se sugiere que el número de mionúcleos refleja ambos, el tamaño actual de la fibra y el historial del tamaño de la fibra.

Ya que también ha surgido la idea de un “marcado” de hipertrofia.

Donde el número de mionúcleos encontrados en una fibra representa el tamaño más grande que la fibra ha tenido en toda su existencia.

Y nuevos mionúcleos son solo adicionados si la fibra crece pasado ese tamaño.

En otras palabras, hipertrofia y atrofiar constantemente solo te conllevaría al mismo número de mionúcleos constantemente, a menos de que llegues a un nuevo nivel de hipertrofia.

Así que hacer esto sería solo una gran perdida de tiempo.

De acuerdo a la hipótesis del “techo”: hipertrofiar y atrofiar constantemente solo te conllevaría al mismo número de mionúcleos constantemente, a menos de que llegues a un nuevo nivel de hipertrofia.

Qué tan rápido recuperas la masa muscular perdida? – memoria muscular.

Entonces, el efecto y beneficio principal de la “memoria muscular” es el hecho de poder re-ganar o recuperar masa muscular más rápido.

Para ver los efectos en el mundo real de la memoria muscular:

En este estudio, se trataron ratas hembras con anabólicos esteroides, específicamente testosterona por 2 semanas.(7)

Esto conllevó a un incremento de ambos:

  • -El tamaño de fibras musculares (hipertrofia).
  • -Y el número de mionúcleos de estas fibras.

Después de 3 semanas de remover la testosterona, el tamaño de la fibra muscular volvió a la normalidad.

Es decir se perdió la hipertrofia ganada y ocurrió atrofia muscular.

Pero el número de mionúcleos se mantuvieron constantes y altos.

3 meses después (lo que constituye más del 10% del tiempo de vida de las ratas), el número de mionúcleos aún permaneció alto.

Pasado estos 3 meses, los músculos de estas ratas fueron inducidas a sobrecarga progresiva.

En otras palabras las ratas fueron entrenadas. (sí, tuvieron una rutina de entrenamiento)

Se vio que las ratas con memoria muscular crecieron 36% comparados con otras ratas “controles” sin “memoria muscular”, quienes solo crecieron un 6%.

Esto significa un crecimiento 6 veces más rápido que si no se tuviera “memoria muscular”.

Después de estas ganancias iniciales, ambos grupos tuvieron un crecimiento similar.

Pero las ratas con “memoria muscular” se mantuvieron más grandes durante las 2 primeras semanas de sobrecarga progresiva del experimento.

Se concluye que la memoria muscular, al retomar el entrenamiento, confiere un crecimiento más rápido que la primera vez.

Y también se refuerza la idea de que la “memoria muscular” no es otra cosa que el número de mionúcleos incrementado previamente.

De manera anecdótica también, con algunas personas que he trabajado a través de mi asesoramiento personalizado que dicen haber tenido un mejor físico y haber sido más fuertes en el pasado pero por alguna razón tuvieron que dejar de entrenar.

(Es decir, tienen “Memoria Muscular”)

Somos capaces de ver resultados rápidamente, más de lo esperado y programado, durante las primeras semanas, pero después del mes, el progreso se empieza a estandarizar.

Lo cual coincide perfectamente con este esquema de que el efecto de la memoria muscular empieza fuerte y con el tiempo el efecto va disminuyéndose hasta que desaparece por completo.

Potencialmente puedes recuperar la masa muscular hasta 6 veces más rápido que si nunca hubieras entrenado, este crecimiento más acelerado ocurriría en las primeras semanas y se disminuiría con el tiempo. 

Cuánto tiempo dura la memoria muscular?

Se ha visto que en ratas, dura más del 10% de su tiempo de vida total. (7)

Si este 10% se aplicará a nosotros, podríamos decir que dura aproximadamente entre 7 a 8 años.

Pero hay estudios donde se ha calculado que en humanos que el promedio de la duración de los mionúcleos es de 15.1 años. (17)

Sin embargo, se piensa que este número es relativamente bajo aún.

Principalmente por que esta duración fue calculada a partir de jóvenes que aún seguían en crecimiento, y potencialmente estaban creando más mionúcleos.

También es posible que hayan realizado actividad física a la par y esto contribuyó a mayor adición.

Lo cual confundía los datos.

Y de hecho se piensa, que es posible que estos mionúcleos pueden ser permanentes una vez creados.

Por ejemplo, se ha visto que las neuronas del cerebro, de la zona cortical, eran igual de viejas que los individuos. (17).

Y en las células del corazón el recambio celular es de 1% a la edad de 25 años, gradualmente disminuyendo un 0.45% a la edad de 75 años. (18)

Sin embargo, en lo que respecta el tejido muscular, en este se realizan procesos de reparación y degradación constante.

Con adición constante de mionúcleos, si la reparación es mayor que la degradación durante toda la vida.

Como sería en el caso de una persona que entabla en un programa de entrenamiento serio.

Por ahora, es difícil aún saber con certeza, pero se estima que la memoria muscular dura entre 15 años a toda la vida.

En este estudio, por ejemplo, en “powerlifters” que previamente habían utilizado anabólicos esteroides (que ya hemos visto incrementan el número de mionúcleos también en ratas),  habían dejado de utilizar drogas aproximadamente 4.5 años. (19)

Se vio que todavía tenían un número incrementado de mionúcleos comparado a “powerlifters” que nunca habían utilizado anabólicos esteroides.

3 de los usuarios previos de esteroides, inclusive habían dejado de entrenar.

Lo que concuerda con el intervalo de tiempo presentado.

Curiosamente este número incrementado de mionúcleos solo fue encontrado en los trapecios y no en el vasto lateral (cuádriceps).

Lo que concuerda con este estudio donde se vio que los anabólicos esteroides tienen un efecto más pronunciado en los trapecios que en otras partes. (20)

La memoria muscular parecería durar varios años, entre un mínimo de 15 años hasta potencialmente ser permanente y durar toda la vida.

Ultimas palabras.

Entonces has aprendido qué es la memoria muscular en verdad.

No es el simple hecho de que tienes “memoria” y sabes realizar los movimientos de entrenamiento más fácilmente.

(Lo que es en realidad el aprendizaje motor, y no “memoria”.)

Esta es la visión que se tenía previamente.

Y es una visión limitada. 

Ya que ahora hay estudios bastante concluyentes sobre este aspecto.

Estructuralmente, hay una “memoria muscular”.

Es simplemente los “remanentes” de hipertrofia obtenida en el pasado.

Estos remanentes son los mionúcleos que forman parte de la hipertrofia muscular.

Cuando esta hipertrofia muscular se disminuye, los mionúcleos aún se mantienen.

Cuando retomas el entrenamiento progresivo o induces de nuevo hipertrofia muscular, este número incrementado de mionúcleos harán que el proceso sea más rápido.

Sin embargo, te haré recordar que no hay ningún beneficio de hipertrofiar y atrofiar indefinidamente para obtener más mionúcleos.

Como intentar “bombear” mionúcleos.

Ya que hay un efecto de “techo”, como hemos visto.

Hipertrofiar y atrofiar constantemente solo te conllevaría a tener el mismo número de mionúcleos constantemente.

A menos de que obtengas un mayor nivel de hipertrofia.

Así que en práctica es una gran perdida de tiempo.

Por otra parte, sácale ventaja a esta “memoria muscular”.

Cuando por una razón o otra no puedas entrenar, como una lesión, por ejemplo, sabes que tienes ventaja.

Por que eso es lo que al final de cuenta la “memoria muscular” es.

Una ventaja que tienen las personas que ya habían ganado masa muscular sobre otras personas que nunca la han ganado.

Así que no es necesario deprimirse o estar triste.

De hecho puedes usarlo como motivación:

Cuando retomes el entrenamiento, recuperarás la masa muscular perdida rápida y fácilmente.

Toma provecho de esto y entrena fuerte.

De hecho podrías considerarte un “principiante acelerado” y utilizar una fase de volumen un poco más agresiva.

(asumiendo que te has mantenido delgado)

Tus músculos están predispuestos a crecer más rápido.

Recuerda esto.

Espero este artículo te sirva y que mejores tus resultados.

Por otra parte, si necesitas ayuda, siempre puedes contar con mi asesoramiento personalizado:

Buscas llevar tu físico al siguiente nivel?: Aplica a mi asesoramiento personalizado (solo para personas serias)

(Click aquí para más información.)

Jcob

Conclusiones.

  • La memoria muscular es el hecho de re-ganar la masa muscular perdida rápidamente.
  • La idea previa era que había un componente neurológico que conllevaba a esta memoria muscular, esto es solo una pequeña parte de la “memoria muscular”.
  • La “memoria muscular” tiene un componente estructural que confiere la habilidad de hipertrofia más rápido.
  • Los mionúcleos, los núcleos de las celulas musculares, son el principal constituyente de la “memoria muscular”.
  • Estos se incrementan con la hipertrofia, sin embargo, cuando el musculo se atrofia, estos mionúcleos no se pierden.
  • Esto resulta en un número incrementado de mionúcleos en un músculo previamente hipertrofiado.
  • Cuando este musculo vuelva a hipertrofiar los mionúcleos ya estarán ahí, haciendo este proceso más fácil.
  • Este número incrementado de mionúcleos, la “memoria muscular” puede llegar a ser permanente.

Referencias Bibliográficas.

Ver Referencias

1) Morgado Bernal, I. (2005). Psicobiología del aprendizaje y la memoria. CIC. Cuadernos de Información y Comunicación, (10).

2) Koch, S. C., Fuchs, T., Summa, M., & Müller, C. (Eds.). (2012). Body memory, metaphor and movement (Vol. 84). John Benjamins Publishing.

3) Smith, E. S. (1993). Body memories: and other pseudo-scientific notions of “Survivor Psychology’. Issues Child Abuse Accusations5, 30-36.

4) Diedrichsen, J., & Kornysheva, K. (2015). Motor skill learning between selection and execution. Trends in cognitive sciences19(4), 227-233.

5) Rutherford, O. M., & Jones, D. A. (1986). The role of learning and coordination in strength training. European journal of applied physiology and occupational physiology55(1), 100-105.

6) Bruusgaard, J. C., Johansen, I. B., Egner, I. M., Rana, Z. A., & Gundersen, K. (2010). Myonuclei acquired by overload exercise precede hypertrophy and are not lost on detraining. Proceedings of the National Academy of Sciences107(34), 15111-15116.

7) Egner, I. M., Bruusgaard, J. C., Eftestøl, E., & Gundersen, K. (2013). A cellular memory mechanism aids overload hypertrophy in muscle long after an episodic exposure to anabolic steroids. The Journal of physiology591(24), 6221-6230.

8) Gundersen, K. (2011). Excitation‐transcription coupling in skeletal muscle: the molecular pathways of exercise. Biological Reviews86(3), 564-600.

9) Strassburger, E. (1893). Ûber die Wirkungssphäre der kerne und die zellgrösse. Histol Beitr5, 97-124.

10) Allen, D. L., Roy, R. R., & Edgerton, V. R. (1999). Myonuclear domains in muscle adaptation and disease. Muscle & nerve22(10), 1350-1360.

11) Čabrić, M., & James, N. T. (1983). Morphometric analyses on the muscles of exercise trained and untrained dogs. American Journal of Anatomy166(3), 359-368.

12) Cheek, D. B., Holt, A. B., Hill, D. E., & Talbert, J. L. (1971). Skeletal muscle cell mass and growth: the concept of the deoxyribonucleic acid unit. Pediatric Research5(7), 312.

13) O’Connor, R. S., & Pavlath, G. K. (2007). Point: Counterpoint: Satellite cell addition is/is not obligatory for skeletal muscle hypertrophy. Journal of applied physiology103(3), 1099-1100.

14) Bruusgaard, J. C., & Gundersen, K. (2008). In vivo time-lapse microscopy reveals no loss of murine myonuclei during weeks of muscle atrophy. The Journal of clinical investigation118(4), 1450-1457

16) Kadi, F., Charifi, N., Denis, C., Lexell, J., Andersen, J. L., Schjerling, P., … & Kjaer, M. (2005). The behaviour of satellite cells in response to exercise: what have we learned from human studies?. Pflügers Archiv451(2), 319-327.

17) Spalding, K. L., Bhardwaj, R. D., Buchholz, B. A., Druid, H., & Frisén, J. (2005). Retrospective birth dating of cells in humans. Cell122(1), 133-143.

18) Bergmann, O., Bhardwaj, R. D., Bernard, S., Zdunek, S., Barnabé-Heider, F., Walsh, S., … & Jovinge, S. (2009). Evidence for cardiomyocyte renewal in humans. Science324(5923), 98-102.

19) Egner, I. M., Bruusgaard, J. C., Eftestøl, E., & Gundersen, K. (2013). A cellular memory mechanism aids overload hypertrophy in muscle long after an episodic exposure to anabolic steroids. The Journal of physiology591(24), 6221-6230.

20) Kadi, F., Bonnerud, P., Eriksson, A., & Thornell, L. E. (2000). The expression of androgen receptors in human neck and limb muscles: effects of training and self-administration of androgenic-anabolic steroids. Histochemistry and cell biology113(1), 25-29


Si te gustó, compártelo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Like this Article? Share it!

About The Author

Hey, Mi nombre es Jcob creador de Realidad Fitness. Soy graduado en Nutrición y dietética, y me gusta entrenar.

Deja un comentario